Purificadordeaire.com

Un purificador de aire para que el bebé respire bien

Una madre con su bebé

Los purificadores de aire se han utilizado desde hace años en los hospitales, las maternidades y laboratorios en España. Son reconocidos por sus potentes y eficaces funciones de limpieza del aire. ¿Y si los españoles utilizaran esta tecnología de purificación para cuidar de la salud de sus bebés? Airvia Medical es un purificador de aire móvil perfecto para todas las casas que tienen o esperan un bebé.

El purificador Airvia Medical, aire puro para bebés

¿Es un purificador de aire una solución efectiva para aquellos que deseen cuidar de la salud de un bebé? Los bebés no están preparados para hacer frente a la contaminación de nuestras grandes ciudades, ni para la de nuestros campos. Nosotros lo sabemos, el aire de nuestro país está contaminado. Lo está en las grandes metrópolis y en las ciudades de tamaño mediano, por el humo de los coches y por los pesticidas en los campos. El aire está demasiado contaminado, incluso en el interior de nuestras viviendas por todo lo que compramos para decorar, amueblar o simplemente para vivir en nuestros hogares.

Una cuna

Además, la llegada de un bebé suele ser la oportunidad para renovar o redecorar. Y a esto hay que sumar todos los regalos de amigos y familiares, la ropa prestada... Pero entre el polvo, los disolventes de las pinturas, los compuestos orgánicos volátiles y el formaldehído contenido en los nuevos muebles y otros materiales, no todo lo que hacemos por el bebé es siempre bueno para él.
Un purificador de aire es un medio eficaz de asegurarse que desde los primeros días, el bebé respirará un aire fresco y puro, libre de cualquier contaminante.

Aire contaminado para el bebé, cuidado con el riesgo

La Organización Mundial de la Salud lidera las investigaciones sobre contaminantes en interiores desde hace diez años y trata de hacer entender a las autoridades la urgencia de trabajar para brindar un mejor ambiente para todos los pequeños. ¡El aire que respiran los bebés puede incluso condicionar su futuro! Las membranas del cerebro son permeables y sus pulmones no han sido diseñados para filtrar los gases de escape de los coches, las nanopartículas, el polen o incluso los virus.

Un bebé tocando un instrumento musical en una alfombra

La Asociación de Asma y Alergias hace hincapié en que la contaminación de los automóviles, en particular aquella emitida por los motores diésel, amplifica el riesgo de asma y agrava los síntomas alérgicos desde las edades más tempranas. Todos estos contaminantes tienen por lo tanto un impacto directo en la salud y un bebé que nazca sin problemas respiratorios puede desarrollar síntomas de asma en unas pocas semanas.
Un purificador de aire es el sistema perfecto para asegurarse de que una vez en casa, el bebé está seguro de respirar un aire sano y puro, libre de miles de contaminantes.

Airvia Medical ha reunido lo mejor de la tecnología de filtración actual para limpiar el aire y eliminar: olores, humos, pelos de animales, polen, gérmenes, microbios, hongos, bacterias, compuestos orgánicos volátiles, partículas finas...

Las funciones del purificador de aire al servicio del bebé

El purificador Airvia Medical ha sido estudiado para eliminar casi el 100% de los contaminantes del aire de una casa, para que el bebé y su familia puedan respirar con toda seguridad.

Un adulto sosteniendo la mano de un bebé

Nuestro purificador, que actúa de manera óptima sobre una superficie de 100m2, está equipado con un filtro previo. Como un primer tamiz, este prefiltro retiene las macro partículas (polvo más grande, cabellos, pelos de animales...). Es un primer y simple paso que ya puede tener un efecto beneficioso sobre las alergias en un bebé y en quienes lo rodean.
Airvia Medical combina entonces los poderes de la naturaleza con los de la ciencia gracias a un filtro HEPA de última generación, una función de ionización y otra de fotocatálisis. Ellos permiten retener y destruir más del 99,95% de las partículas de tamaño menor de 0,01 micras, o las partículas ultrafinas.

Un bebé merece lo mejor desde sus primeros días, el amor, la leche materna, la ternura, pero también, la calidad del aire que respira.

Más información